La ducha bitérmica es otro de los tratamientos de hidroterapia por excelencia.

Como su propio nombre indica, consiste en dos series de chorros de agua a diferentes temperaturas.
Habitualmente se aplica en una cabina circular. Los chorros para el tronco suelen estar a la altura de lumbares y dorsales. En ocasiones también hay chorros cervicales que deberían contar con una presión más moderada que los demás.

Los chorros que apuntan hacia las extremidades inferiores, suelen estar enfocados hacia la zona de los gemelos y tibias. Ocasionalmente puede haber otra fila de chorros apuntando a la zona del bíceps femoral y cuádriceps.

 

Huelga decir, que todos y cada uno de los chorros deben ser regulables en altura. Deben poder orientarse hacia arriba o hacia abajo, para ajustarse a la altura de la persona que disfrute de la ducha bitérmica.  Del mismo modo la temperatura a la que sale el agua debería poder controlarse y adaptarse a cada persona.

Es el tratamiento activador de la circulación por excelencia, la combinación de aplicar las dos temperaturas al mismo tiempo sobre el organismo, promueve el intercambio y renovación sanguínea de forma exponencial. Además, favorece la eliminación de toxinas, ya que el sistema linfático también es activado a un gran nivel.

La piel se tonifica por la acción del agua, de la presión y del cambio térmico. Del mismo modo esto facilita la eliminación de células muertas, y prepara la piel para tratamientos de belleza posteriores.

En personas que no han probado este tratamiento, se debería proceder con sumo cuidado. Habría que hacer una pequeña anamnesis, es decir una serie de preguntas de carácter médico para saber si la persona sufre o ha sufrido problemas circulatorios. En tal caso el tratamiento sólo se podría aplicar bajo supervisión médica.

Una ducha bitérmica es algo que no debe faltar en ningún SPA. Hay diferentes variantes de la misma. Antes hemos hablado que suelen aplicarse en cabinas circulares, pero también es posible combinarlas con una pileta de agua fría donde se dispondrían unos chorros de agua caliente para la zona del tronco.

Las últimas tendencias son la de aplicarla de forma tumbada en cabina de masaje acuático. Esto podría considerarse como un híbrido entre la ducha Vichy, y la bitérmica.

Ducha bitérmica-vichy

También es posible y muy recomendable combinarla con la ducha escocesa. Habría que habilitar una estructura metálica circular en la cabina alargada destinada a la ducha escocesa. Esta combinación de duchas, es el tratamiento ideal y definitivo  para los problemas circulatorios.

Espero que el artículo os haya servido para conocer mejor qué es una ducha bitérmica, y si es así, que lo compartáis en vuestras redes sociales.

Hasta pronto.