¿Sabes qué es un Deep Tissue?

La mayoría de las técnicas de masaje se centran en producir un estado de relajación. El Deep Tissue, en cambio se basa en una técnica diseñada para penetrar en las capas más profundas del músculo.

En  pocas palabras, en el Deep Tissue, se pone menos énfasis en el placer como objetivo primario del masaje, para centrarse en la necesidad de  alterar las estructuras y restricciones musculares.

El Masaje de Tejido Profundo (como también es conocido), es un masaje especialmente indicado para:

  • Personas que generan una gran carga muscular debido al estrés
  • Quienes practican algún deporte de manera muy activa.
  • Tratar problemas crónicos, restricciones, contracturas o tirantez en los músculos,… entre otrosEn esta técnica el terapeuta utiliza tanto codos, como manos,  antebrazos,… con el fin de profundizar en los músculos que forman parte de la estática corporal. Los movimientos realizados son lentos, pero presenta una presión profunda, siguiendo las fibras de los músculos, tendones y la fascia (la capa protectora que rodea los músculos, los huesos y las articulaciones). Gracias a esto, se consigue no sólo lidiar con las contracturas más difíciles, sino también alcanzar un estado de relajación mucho más profundo y duradero.

A pesar de que, durante o después del masaje se pueden presentar molestias derivadas del mismo, bien es cierto que en los días posteriores, y siempre que el masaje se haya realizado de manera correcta, se notará una mejoría muy considerable, facilitando una mayor libertad de movimiento.  Y es que, al conseguir que el tejido muscular se estire y separe, se proporciona una mejor circulación de la sangre, desbloqueando así el paso de los nutrientes y el oxígeno a las zonas masajeadas. Es decir, eliminando toxinas.

Precisamente para evitar estas molestias muchos terapeutas adoptan métodos de respiración adecuada durante el tratamiento. El terapeuta puede pedir que respire profundamente en determinados momento del masaje, especialmente cuando está trabajando en zonas de difícil acceso o puntos gatillo  (que no son otra cosa que bandas dolorosas o nódulos dentro de un músculo).

Según un estudios publicado por el  Journal of Clinical Psychiatry  el masaje Deep Tissue disminuye los niveles del cortisol, la hormona del estrés, también genera beneficios sobre el ritmo cardiaco, reduciéndolo. Por otro lado, también mejora el estado de ánimo y favorece la relajación a través de la activación de la producción de serotonina, según este mismo estudio. Para quienes no sea conocida, la serotonina, es nuestra hormona aliada en referencia en cuanto a estados de ánimo, sueño y apetito, se refiere.

En cuanto a los orígenes del Deep Tissue, debemos decir que son relativamente recientes.  Fue a mediados del siglo XIX,  cuando médicos canadienses desarrollaron la técnica por primera vez. En 1949, la doctora Therese Phimmer, también de Canada desarrolló las primeras pautas para la técnica, que expuso en su libro, “Muscles – Your Invisible Bonds”. A partir de ese momento, el masaje Deep Tissue, paulatinamente comenzó a encontrar su lugar en la medicina deportiva y la terapia física, como una forma de controlar el dolor crónico y tratar las lesiones de los tejidos blandos.

Este masaje se encuentra en la carta de todos los Centros Body Care y es uno de los preferidos por nuestros clientes.