Con la llegada del verano, son muchas las personas que quieren estilizar su figura. La operación bikini hay que empezarla mucho antes, pero para todas aquellas y aquellos que les ha cogido el toro, existen tratamientos que ayudan a perder algunos centímetros antes de coger la maleta rumbo a la playa.

Estamos hablando de los tratamientos anticelulítico y liporeductor. Hay infinidad de ellos, pero nosotros vamos a hablar de los que nos atañen, que son los tratamientos de este tipo que se aplican en SPAs

 

 Curso-de-Talasoterapia-en-Body-Care

Respecto a los tratamientos anticelulíticos se ha avanzado mucho en los últimos años. La última evolución ha sido el descubrimiento de los efectos de la luces LED. Este tipo de luces, provocan un efecto vasodilatador en capas profundas de la piel. Del mismo modo ayuda a su tonificación. El conjunto de estas dos acciones, hace que el tejido adiposo se reduzca, gracias a la reducción de los adipocitos, que son los componentes de este tejido. El tejido adiposo es por llamarlo de una forma más coloquial: la grasa.

Para favorecer la eliminación de grasa, hay que facilitar la reducción de estos adipocitos, y las luces LED se encargan de ello.

Este tipo de tratamiento es muy beneficioso, ya que no es nada invasivo ni tiene efectos secundarios. Se trata simplemente de LUZ.

Si combinamos este tratamiento de luces LED, con un tratamiento SPA liporeductor, estaríamos ante la acción ideal de cara a perder esa odiada piel de naranja, y bajar esos centímetros ansiados.

 Tratamiento-anticelulitico-en-Body-Care

En este tratamiento liporeductor especialmente diseñado para SPA, se prepara la piel con un masaje exfoliante, dejándola lista para la aplicación de los productos activos. Con este masaje también conseguimos la activación de la circulación.

Una vez preparada la piel, se aplica una loción reductora y drenante, compuesta por activos puros marinos. Justo a continuación se procede a envolver las zonas tratatadas con una envoltura de algas. Esta envoltura tiene propiedades térmicas, lo cual favorece considerablemente la absorción de los principios activos liporeductores.

Para finalizar este tratamiento, se aplica una crema reductora que completará la acción lipolítica, es decir de quema de grasas.

Tal y como he mencionado anteriormente, la combinación de estos dos tratamientos, hará que llegues a tiempo a la operación bikini. Pero si además los apoyas con una dieta sana, variada y un ligero ejercicio cada día, la acción de los tratamientos sería mucho más efectivo.

No dudes en preguntarnos si tienes cualquier duda, usando nuestra página de contacto.

Si te ha gustado el artículo, por favor compártelo en tus redes sociales.

Hasta pronto