Las mascarillas faciales son, quizás, el tratamiento más conocido dentro de la belleza facial femenina. Pero no todas las mascarillas son aptas para todos los tipos de personas y pieles.

En este artículo os vamos a contar los diferentes tipos de mascarillas faciales más usadas, y los más recomendados para cada tipo de piel.

Partimos de la definición de la Wikipedia para una mascarilla:

– Capa de productos cosméticos o naturales que se aplica bien sobre toda la cara o bien sobre una parte de ella, el cabello o el cuello con una finalidad estética.

Otra definición:

-Tratamiento que se aplica sobre el rostro y tiene como finalidad limpiar, reparar, nutrir y reestructurar la piel de la cara.

Particularmente nos quedamos con una mezcla de estas dos definiciones:

Una mascarilla facial es un tratamiento consistente en la aplicación de una capa de productos cosméticos sobre la cara de una persona, con el fin de limpiar, reparar, nutrir y/o reestructurar la piel.

soin_cocon-BODY-CARE

 

Dicho, esto vamos a explicar de forma somera, los tipos de mascarilla existentes actualmente en el mercado. Pero habría que hacer tres divisiones al menos.

Tipos de mascarillas según sus efectos, tipos de mascarillas según sus componentes y forma de presentación de los mismos y mascarillas según el tipo de piel.

Es muy habitual hablar de los componentes de las mascarillas, donde se enumeran infinidad de componentes beneficiosos para la salud de la piel. Pero como hay tanta información al respecto, no quiero saturar con más, y vamos a contar las mascarillas según sus efectos, y las aconsejadas para cada tipo de piel.

-Mascarilla hidratante/humectante: podría decirse que es la mascarilla por excelencia. Estas mascarillas hidratan las capas profundas de la piel. Por causa de muchos factores ambientales, es fácil que la piel pierda humedad y las pieles normales se vuelvan secas. Es ideal para climas secos, ya sean cálidos o fríos.

-Mascarillas limpiadoras: otro clásico dentro de las mascarillas. Limpian los poros de la piel ayudando a la prevención del acné. Entre las más conocidas están las de barro. Este barro es un potente agente limpiador, que debe permanecer en la piel hasta que se seque para que sus propiedades sean realmente eficaces.

-Mascarillas exfoliantes: muchas veces no está claro el límite entre las mascarillas limpiadoras y las exfoliantes. Bien es cierto que estas últimas, deben tener extractos vegetales con enzimas que ayuden a limpiar las células muertas de la piel del rostro.

-Mascarillas purificadoras: son un tipo de mascarillas que hacen que la piel permanezca radiante y con luz. Los componentes deberían incluir, entre otras cosas, aceites esenciales que aporte energía a la dermis y la llenen de vida. Sin duda es vital que los componentes estimulen la circulación sanguínea, y calmen las sensaciones en el rostro.

-Mascarillas nutrientes: sin duda son indispensables para un tratamiento integral de la belleza facial. Sus componentes deberán aportar nutrientes naturales, para que la piel se alimente y no pierda sus propiedades fisiológicas.

-Mascarillas efecto lifting: también conocidas como reafirmantes. Una mascarilla con propiedades anti-edad, es ideal cuando se quiere disimular el paso de los años en la piel. Debería combinarse con otros tipos de mascarillas, para evitar que las cualidades naturales de la piel se deterioren.

Cada clase de piel, tiene unas mascarillas tiene más recomendadas que otras.

-Pieles grasas: las más adecuadas para este tipo de rostro, son inicialmente las mascarillas limpiadores y exfoliantes. Las pieles grasas tienen tendencia a producir acné, y para evitar esto, lo recomendable sería limpiar en profundidad los poros de la piel.

-Pieles normales: si una piel está sana, y no tiene ningún tipo de problema, es fácil que pueda optar por cualquier tipo de las mascarillas existentes.

-Pieles sensibles: este tipo de pieles son mas frágiles, con lo cual hay que cuidarlas mucho. Las mascarillas hidratantes y nutrientes son las más recomendadas.

-Pieles secas: el propio nombre de este tipo de piel, indica que la mascarilla humectante es la primera opción a tener en cuenta. Mucho cuidado con las exfoliantes y reafirmantes, y muy recomendadas las nutrientes al igual que con las pieles sensibles.

-Pieles con acné: al igual que con las pieles grasas, es muy importante limpiar toda la piel antes de aplicar otro tipo de mascarillas. Con lo cual las exfoliantes y limpiadoras son las dos primeras opciones. Las mascarillas purificadoras serían el siguiente paso a dar.

 

Tratamientos spa faciales

Hay muchísima más información sobre las mascarillas, sus tipos y sus propiedades. Pero este es un primer artículo informativo, e iremos ampliando información, mayormente en base a vuestras preguntas y dudas. Os pido que nos dejéis un comentario, con cualquier cuestión al respecto de esto.

Mientras tanto si queréis saber un poco más sobre nuestras mascarillas de la línea SOIN de Maria Galland, os invito a que pinchéis en este link Tratamientos Faciales, para obtener más información.

Si os ha gustado el artículo, os pido que lo compartáis en vuestras redes sociales.

Hasta ponto