En la época del bisturí y la estética high tech, esta técnica ancestral se ha hecho un hueco entre los salones de estética y masaje de todo el mundo. El Masaje Kobido es ideal para quienes quieran disfrutar de un lifting sin pasar por el quirófano.

Restaura la belleza del rostro como si de un cuadro se tratase

El vocablo japonés Kobido significa: “antiguo camino hacia la belleza”, un nombre que describe muy bien lo que esta técnica puede hacer por tu rostro. Cada movimiento del masaje va dirigido a rescatar nuestra belleza natural y las terapeutas respetan esta idea, tratando el rosto como si de una pieza de arte se tratase.

Pero además de sus bondades estéticas, el masaje Kobido  representa una manera de eliminar el estrés de la musculatura en rostro y cabeza.

El masaje de los samuráis

El origen de este masaje, resulta muy curioso puesto que quienes lo usaron por primera vez, fueron los samuráis, antiguos guerreros japoneses. El uso que los samuráis daban a este masaje, no era el acostumbrado en la actualidad. Su finalidad por aquel entonces, era encontrar la cama después de la batalla. Pero, pronto, las emperatrices niponas se dieron cuenta de su potencial y recurrieron al el con fines estéticos.

La técnica del Masaje Kobido

Este masaje, no recurre a ningún otro elemento que no sean las manos, además de aceite o algún otro elemento que facilité los movimientos por el rostro.

El masaje se realiza en la zona que viaja desde la parte superior del pecho hasta llegar hasta el rostro. La zona se masajea con movimientos de distintas intensidades que además de favorecer la circulación, buscan estimular una mayor producción de elastina y colágeno por parte del cuerpo.

¿Cuántas sesiones y de cuánto tiempo?

Los efectos del masaje Kobido no son eternos, por lo que se recomienda una sesión semanal de unos 40 minutos, especialmente en los periodos en los que nos sentimos más estresados. No olvidemos que el estrés es uno de los factores que acelera el proceso de oxidación.

Los efectos positivos del Masaje Kobido

Si realizamos un tratamiento continuo de masaje Kobido conseguiremos:

  1. Atenuar las arrugas
  2. Disminuir la flacidez
  3. Puede aliviar los síntomas de migraña
  4. Resulta beneficioso para quienes padezca bruxismo
  5. Disimular manchas
  6. Contribuye a una mayor oxigenación de la piel, lo que supone una ralentización del proceso de envejecimiento
  7. Repara el tejido facial
  8. Aporta luminosidad al rostro
  9. Consigue relajar los músculos de rostro y cuello
  10. Elimina toxinas y bacterias localizadas en las capas superficiales de la piel

No se recomienda bajo las siguientes circunstancias:

  1. Ante cicatrices recientes
  2. Para quienes sufran de erupciones causadas por alergias
  3. En el caso de haberse inyectado botox o ácido hialurónico en el rostro.