No hay duda de que Maria Galland es una de las marcas más prestigiosas en cuanto a belleza femenina se refiere.

La historia de esta marca, se remonta al París de los 60, con todo lo que ello conlleva respecto a espíritu de revolución. La joven Colette Pierret era una afamada bailarina parisina, que desde su propio domicilio empezó a ofrecer servicios de consultoría de belleza personalizada.

tratamientos-de-spa

Foto de www.maria-galland.es

Bajo el claim: la piel es un mosaico de necesidades, elaboró una serie de tratamientos específicos para cada una de sus, por entonces, pocas clientes. Pero, el número de interesadas fue creciendo paulatinamente.

Madame Pierret, que había usado el pseudónimo de Maria Galland para ganar el concurso de belleza Miss Paris, decidió usar este nombre para crear su propia marca de productos de belleza. De esta forma, y en alianza con un prestigioso dermatólogo parisino, creó un laboratorio para producir sus propios productos, e investigar en nuevas soluciones de belleza.

Poco después, inauguró su propio instituto de belleza. Y no lo abrió en un lugar cualquiera, sino en la mítica calle Rue Chateubriand, muy próxima a los Campos Elíseos y al Arco del Triunfo.

tratamientos-de-spa-maria-galland-n5

 

Maria Galland, admiraba profundamente a Coco Channel. El primer producto que comercializó masivamente, fue una crema desarrollada para la regeneración profunda de la piel. Y, ¿sabéis el nombre que le puso? Nº 5. Sin más.

 

Pero esto supuso el pistoletazo de salida a la denominación, o naming de toda su posterior línea de productos. Todos estaban numerados, de esta forma si las clientes olvidaban el nombre, podían remitirse al número en cuestión para pedir su producto favorito. Se llegó a decir que esto era una especie de código secreto entre sus clientes.

Su primer producto de reconocido prestigio internacional fue mascarilla Masque Moudelant. Se la considera la precursora de todas las posteriores mascarillas faciales.

Tenía la particularidad de aportar un efecto térmico en el rostro de la persona que se lo aplicaba, y de esta forma aumentaba su eficacia.

El éxito de su primer instituto de belleza en París fue tal, que la firma parisina traspasó fronteras y hoy está presente en más de 40 países. Aquella bailarina francesa cuyo objetivo fue el de cuidar la piel de las mujeres del París de los años 60, consiguió con creces su meta y hoy en día cuida las pieles de mujeres a lo largo y ancho de todo el planeta.

Madam Colette, se retiró y dejó paso al grupo Klosterfrau, un distribuidor alemán de productos de salud y belleza.

Hoy en día la firma está presente en más de 100.000 institutos de belleza, SPAs o balnearios.

En Body Care SPA apostamos por la calidad, y cuando nos llegó la propuesta de implementar los productos de Maria Galland en nuestros tratamientos de spa, no nos lo pensamos mucho.

Soin-Profilift-BODY-CARE

Actualmente nuestros tratamientos faciales incluyen la prestigiosa línea SOIN. Para más información pincha aquí.

Ahora ya sabes un poco más del origen de esta prestigiosa firma de cosmética femenina. Si te ha gustado el artículo, te pido que lo compartas en tus redes sociales.

Hasta pronto