Tu piel no es la misma a los 20, que a los 30, o a los 40… Necesita unos cuidados específicos en cada etapa de tu vida. Pero,… ¿sabrías identificar los síntomas del envejecimiento que se manifiestan en cada edad? Y lo más importante ¿sabrías cómo paliarlos?

Tu piel comienza a envejecer prácticamente en el momento en el que naces.

Puede que esto te resulte una exageración, pero si lo piensas bien, es a partir de ese momento, cuando empiezan a morir nuestras células. Al principio, no se nota, puesto que en nuestro cuerpo habitan muchas más células de las que realmente necesitamos para funcionar, pero a medida que crecemos, o mejor dicho envejecemos, el proceso es mucho más notorio.

Saber anticiparte a las necesidades de tu piel, darle exactamente lo que esta necesita, no sólo en términos de edad sino también en cuanto a su tipología (grasa, atópica, seca, mixta…), puede ser fundamental para poder lucir una piel bonita a cualquier edad.

Este es el post que da comienzo a una serie de artículos en los que te daremos las claves para cuidar de tu piel, sea cual sea el número de velas que soples en la tarta. Y cómo no comenzaremos con los maravillosos veinte.

Cómo cuidar tu piel a los veinte

Son muchos los jóvenes que rehúsan cuidar de su piel a esta edad. Pero es precisamente esta juventud la que puede hacerte castigar tu piel más de lo debido. Puede que no seas consciente, porque algunas de las consecuencias  de tus acciones se materializan no de manera inmediata, sino con el paso tiempo. Es decir, muchas de las consecuencias de los que haces ahora, serán el resultado de tu piel futura (hablamos de manchas, arrugas más pronunciadas…).

Causas del envejecimiento a los veinte

La contaminación, trasnochar o las exposiciones prolongadas al sol son las principales causas del deterioro del cutis a esta edad.

Síntomas del envejecimiento a los veinte

Primeras líneas finas de expresión y piel poco luminosa, cansada.

Cómo cuidarte

A esta edad son fundamentales dos puntos, la  limpieza y la hidratación, pero también protegerse del sol con bloqueadores solares con un índice de protección alto.Si la piel es seca, es preferible usar cremas de textura untuosas, pero en el caso de ser grasa, los productos sin aceites serán nuestra mejor opción. En conclusión si tenemos en cuenta todo lo dicho, envejecer es inevitable el cómo, si es una opción. Recuerda tu piel tiene memoria, trátala bien.